Edu Millán

Ascensión por Castellets

15/05/2016 · 2 · 2 ·

Reseña de mi ascensión

Desde Barcelona, en coche, llegamos al aparcamiento de Les Ferreres por la carretera BV – 5114. Justo en la entrada / salida del parking de tierra, pero en el lado contrario, comenzamos la ruta por un sendero ascendente. No dejamos de ganar altitud, y el sendero varía de más ancho a más estrecho y viceversa de forma constante, hasta llegar en poco más de un kilómetro a un collado con espléndidas vistas. Igual que desde la cumbre, observamos el Matagalls al oeste, el cañón de Les Guilleries al norte y el mar Mediterráneo al este. Al sur, esto es, a donde nos lleva el sendero, contemplamos Les Agudes, con un sistema de crestas que superar. Así, y siguiendo las marcas rojas con especial atención – el terreno es muy abrupto, cuenta con variantes y en un momento dado hay marcas amarillas que indican un «camino» más expuesto – trepamos y caminamos entre rocas, con algunos tramos complicados, como el paso por una cornisa que, por suerte, contaba con la ayuda de una cadena fijada a la piedra. El terreno estaba bastante húmedo, siendo una dificultad añadida, tanto en la roca como en el barrillo mezclado con la hojarasca. Todo ello nos hizo realizar una ascensión bastante lenta, más de doras horas para unos 3.5 km.

A la cima se accede desde un collado, siguiendo con rocas continuas. Desde lo alto, de nuevo contamos con vistas espectaculares y la compañía de otros senderistas – había tránsito en esta parte – y… ¡de cabras!. Una cruz, una placa y un panel solar marcan la cima como tal.

Desde el collado que asciende a Les Agudes, en dirección opuesta, sale un sendero que nos llevó al Turó de l’Home, sin ninguna dificultad ni pérdida y bastante «plano». Poco antes de la cima, llegamos al cruce con la carretera, para ascender unos cuantos de metros más hasta el vértice geodésico. Con una niebla variable, las vistas aparecían y desaparecían, no pudiendo disfrutar del todo de ellas.

Regreso a Les Ferreres

Para la vuelta tomamos otro camino, siguiendo parte de un PR y luego haciendo un poco de «campo a través» debido a desviarnos por un sendero equivocado – van saliendo diferentes opciones. En esta parte tuvimos de todo: sendero rocoso, sendero con tremenda hojarasca – tanto para meter todo el pie – y tramos de puro bosque, senderos con vegetación frondosa y alguna que otra zona de trepada. Contamos con un punto especialmente peligroso, donde la humedad no inspiraba ninguna confianza para atravesar una ladera muy vertical con pocos puntos de agarre. Alguna piedra cayó ladera abajo y segundo tras segundo seguía cayendo…

Poco antes del primer collado, la senda nos devolvió a la del camino de ida, caminando sobre nuestros pasos hasta el coche durante un rato. Desde el aparcamiento, observamos de nuevo Les Agudes, antes de regresar a Barcelona.

Valoración de dificultad:

Moderado
Media de valoraciones

Resumen de elementos encontrados en la ruta:

  • Sendero
  • Trepadas
  • Crestas / Aristas
  • Bosque
  • Rastro de sendero
  • Paso equipado

Mis compañer@s de ascensión:

  • Marta Millán
Cimas que coroné