Edu Millán

Burriac más dos, desde Cabrera - Vilassar

09/07/2016 · 3 · 1 ·

Recorrido casi circular por la sierra litoral del Maresme, ascendiendo 3 cimas.

En tren, llegué a la estación de Rodalies de Cabrera - Vilassar de Mar, enlazando nada más salir con la carretera B-502 en dirección Cabrera de Mar. En la primera parte caminé por acera, para luego pasar a un arcén más o menos ancho (con algún punto conflictivo) hasta una rotonda que da al inicio del pueblo. Calle arriba, encontré las primeras señales hacia el castillo, una plaza con un punto de información, algún bar abierto y una plaza con una iglesia al fondo. Un poco más adelante, cuando comienza una pista forestal, me encontré con un mapa de la zona.

La ascensión la realicé por pista, descartando un par de senderos previos sin indicación, pero que parecían ascender en tal sentido. Cuando ya estaba muy cerca y la pista comenzaba a descender, giré a la derecha, para adentrarme en un sendero con fuerte pendiente, que en nada se transformaría en terreno para trepar, hasta llegar al Castell de Burriac y a la correspondiente cima. Desde sus ruinas, se puede contemplar la costa, incluso Montjuic al fondo, así como el Montseny hacia el interior. ¡Excelentes vistas!

Para bajar, rodeé el castillo y me encontré con una pista, que sale casi al mismo punto donde me desvié para ascender a la cima, en el camino que va al pueblo de Argentona.

Turó de l’infern y Creu de Montcabrer

Tomando la pista en dirección de vuelta, esto es, hacia Cabrera, seguí por ella en lugar de regresar al pueblo. Subiendo una pendiente corta pero intensa, un par de señales de senderos locales SL-C 115 y SL-C 116 indicaban la dirección hacia la Creu. En principio no sabía de ello ni tenía en mente visitarla, pero ya que estaba… Continué, por tanto, ascendiendo de nuevo por una senda entre el bosque, hasta llegar a un punto donde se marcaba la ascensión al Turó de l’infern. Como parecía estar muy muy cerca, ascendí unos cuantos metros hasta el vértice geodésico de tal cima, para luego bajar y retomar el camino hasta la cruz.

A la Creu de Montcabrer se llega enlazando con una pista, que pasa por una estación de antenas para convertirse en camino rocoso hasta otra estación, y hasta la propia Creu, al borde de un precipicio por el que no hay salida, siendo necesario volver por la pista. Desde la cruz también pude gozar de vistas sobresalientes, contando con un buen mirador.

Cabrils

Sin mucha pérdida, la pista de vuelta lleva de bajada a una urbanización de chalets en el término de Cabrils, donde pasando por varias calles llegué al centro del pueblo. Un castillo abandonado y una iglesia de siglos pasados fueron dos puntos de interés extra a la excursión. Por la carretera BV-5022, todo recto y todo de bajada, llegué a Vilassar de Mar, así como a su estación de cercanías.

Valoración de dificultad:

Muy fácil

Resumen de elementos encontrados en la ruta:

  • Sendero
  • Crestas / Aristas
  • Bosque
  • Carretera