Edu Millán

Puig de la Força desde el Pantano de Sau

06/12/2016 · 1 · 2 ·

Ruta circular con tramos espectaculares y algún paso de trepada

Nuestra ruta comenzó en el pantano de Sau, donde existe un pequeño aparcamiento gratuito para dejar el coche. Para llegar hasta allí, desde Barcelona, tomamos la C-17 hasta casi Vic, enlazando con la C-25 y la N141d, parando a desayunar en este último desvío. La carretera marcha entre curvas, con vistas sublimes, para llegar al cruce del pantano y a una carretera local hasta el club náutico. Tras pasarlo, encontramos el parking. En los alrededores hay algunos carteles informativos, y al pantano se puede acceder para ver de cerca la iglesia inundada.

Pla del Castell

Tras observar el pantano, nos pusimos en marcha, por la pista que sale del aparcamiento. En nada se bifurcó, tomando la opción derecha en ligero ascenso. En el siguiente, optamos por la izquierda. Por pista, fuimos bordeando el muro de roca que conforma el pico, con el objetivo de superar los riscos desde atrás. La pista se va estrechando hasta convertirse en senda, donde comienza una ascensión fuertecilla en desnivel. Luego retorna a ser pista, manteniendo la pendiente, para ascender en paralelo a la riera de Balà, hasta llegar al cruce con una pista ancha, que une el pueblo de Tavernet con el Pla del Castell. Marchamos a la derecha, en dirección contraria al pueblo. Observamos una pequeña granja y unas ruinas en un alto, que bordeamos sin salir de la pista. No mucho después, el camino se vuelve más pedregoso y va bajando, conduciéndonos al desvío que va a la cima.

La cima

Si bien una señal a la izquierda nos indica que debemos bajar por un sendero, el camino parecía difuso. Marcas rojas, fitas, pero varios rastros de sendas y unas escaleras que nos despistan, por no parecer tener salida. Exploramos la zona, campo traviesa, sin llegar a ningún resultado. Decidimos por tanto explorar las escaleras, que nos llevan con éxito a un sendero que continua hacia el deseado pico. Con cierta exposición, llegamos a un par de miradores naturales, y nos encontramos con otras escaleras, más estrechas y peligrosas debido a la humedad del terreno. Bajamos a una especie de collado, para ascender fuerte, siguiendo el sendero, a las ruinas del Castell Cornil. Desde allí se puede ver el risco saliente, existiendo una bajada con alguna dificultad.

Llegamos al Puig, que parece estar dividido en dos agujas. La primera, accedimos trepando sin mayor problema. La segunda, hay que superar un pequeño precipicio, con la ayuda de un árbol y una cuerda. Da más impresión justo antes de pasar, pero en realidad no es para tanto. Hay que pasar poniendo primero un pie en el otro lado, mantener el equilibrio y pasar el otro pie. Luego trepando, a la segunda aguja, donde disfrutamos de unas vistas más que merecidas, con nieve de fondo mirando al norte.

Grau del Castell

De vuelta sobre nuestros pasos, llegamos al desvío del Grau del Castell. Decidimos bajar por allí, siendo todo un acierto. Sendero, bosque, rocas, desnivel interesante… incluso un coche antiguo despeñado. En kilómetro y medio de recorrido muy bonito, enlazando con el GR 2, nos plantamos en la carretera que va al pantano, por donde llegamos en coche. Seguimos la carretera, hasta dar con el aparcamiento, sin lugar a pérdida.

  • Distancia: Kms.
  • Tiempo
    • Total:
    • En movimiento:
  • Desnivel
    • Positivo acumulado: metros.
    • Negativo acumulado: metros.
  • Altitud
    • Máxima: metros.
    • Mínima: metros.

Valoración de dificultad:

Moderado
Media de valoraciones

Resumen de elementos encontrados en la ruta:

  • Sendero
  • Pista
  • Trepadas
  • Bosque
  • Rastro de sendero
  • Carretera
  • Paso aéreo

Mis compañer@s de ascensión:

  • Marta Millán
Cimas que coroné