Edu Millán

De Barcelona a Sant Feliu de Llobregat

23/09/2016 · 2 · 2 ·

Coronando el Puig d'Olorda y la Penya del Moro

Salimos de Barcelona partiendo de la plaza de Pius XII, calles arriba por los barrios de Pedralbes y Sarrià, hasta llegar al Peu del Funicular. Aquí, una posibilidad es subir por el GR 96, por un camino de escaleras, o continuar de frente para enlazar también con escaleras – y vistas a la ciudad – y, más tarde, por la carretera de les Aigues, con tal camino, escaleras de nuevo. En la plaza de Vallvidrera, dejamos el sendero para ir en busca del collado de Can Cuiàs, por calle primero y pista después, sin mayor complicación. En este collado, tiramos por la pista ascendente, todo recto.

La pista elegida se transforma en sendero ascendente, desembocando en el GR 92 al par de kilómetros. Una vez aquí, seguimos las marcas rojiblancas del GR, en dirección sur, pasando por dos tramos pequeños de carretera hasta llegar al área recreativa, donde poder descansar en el merendero o en un bar.

Por la carretera del Sanson, vimos un sendero a la derecha sin indicaciones, así que decidimos seguir por la pista. Rodeando el pico, siempre por el mismo tipo de camino, llegamos a la cima, dotada de una gran cruz, una torre de vigilancia para indencidios y un mirador natural desde donde divisar todo el Bajo Llobregat. También observamos otras partes de Collserola y, al fondo, las sierras situadas al otro lado del río.

De vuelta por la misma pista, encontramos a la derecha lo que parecía ser un sendero, decidiendo ir por allí. Tras un desnivel interesante, llegamos a ese sendero que descartamos al inicio de la ascensión, volviendo a la zona recreativa en la mitad de distancia. De allí, bajamos por unas escaleras hasta una pista, donde nos fuimos encontrando diferentes indicaciones. En bastantes tramos coincidimos con el PR-C 165 y la Penya del Moro está bien indicada, así que no tuvimos mucha pérdida, más allá de investigar un posible atajo que sólo daba a otro mirador. Durante toda esta parte se va combinando sendero con pista, haciendo muy entretenido el recorrido. Algún indicador de fuente (no explorada), algún cultivo o masía, y algún indicador de resto histórico nos fuimos encontrando como extras.

En la cima, gozamos de vistas a la cima anterior, así como una panorámica a la ribera del río Llobregat, más cerca.

Atravesando las ruinas del poblado, nos encontramos con una senda de bajada pronunciada. Pasamos de la pista, que cruzamos para seguir con el descenso. Un poco más adelante, el camino no parece claro, pero seguimos por lo que parece ser el sendero principal, hasta comunicar con la pista anterior y dar con la ermita de La Salut, donde existe también una masía - restaurante. De aquí, giramos a la derecha, una vez bajamos las escaleras del complejo, para entrar en el polígono colidante y, más tarde, en el municipio de Sant Feliu de LLobregat, donde buscamos la estación de tren para finalizar la excursión.

Valoración de dificultad:

Fácil
Media de valoraciones

Resumen de elementos encontrados en la ruta:

  • Sendero
  • Pista
  • Bosque

Mis compañer@s de ascensión:

  • Marta Millán
Cimas que coroné