Edu Millán

Excursión a Sant Benet desde Osor

02/07/2017 · 1 · 2 ·

Ruta circular con mucho recorrido por el bosque, sin sendero

Aparcamos en la calle principal del pueblo de Osor (tramo de la carretera a Sant Hilari Sacalm, en realidad) y desayunamos en un bar de la misma, donde después comenzamos la excursión.

Mare de Déu del Coll

El GR 83 o camí del Nord, atraviesa la carretera y se mete por el pueblo, cruzando el río por un puente con pinta medieval. Es fácil de localizar, así que ya teníamos el inicio bien encaminado: seguir las marcas rojiblancas. Tras dejar el pueblo caminamos muy poco por una carretera local, la que sube al santuario de la Mare de Déu del Coll, para tomar un camino a la izquierda dejándola. Pista ancha por el bosque, que combinar con algún sendero, con alguna bifurcación pero sin pérdida, pues la ruta está bien marcada.

Tras unos kilómetros, previo paso por una ermita en ruinas pero bastante bien conservada, la capella de la Mare de Déu del Part, encontramos la carretera, para dejar del GR 83 y seguir el GR 178 de camino al santuario. Unos metros de asfalto y enseguida comenzó una senda ascendente, de fuerte pendiente y con varios tramos bien frondosos. También sin pérdida, pero por dentro del bosque. Nuevo cruce por carretera y nuevo tramo en el mismo tono, hasta la llegada al complejo, donde además de la iglesia, un cementerio, un hostal y un bar… hay un excelente mirador a El Far y al pantano de Susqueda.

Hacia la cima

En este punto nos encontramos con el PR C-222, cuyo tramo inicial realizamos a la inversa. En continuados cruces con la pista forestal, ascendimos por un sendero con más pendiente incluso que la parte anterior, y también con partes más frondosas. Aún así, ruta bien marcada de igual modo. Apenas se ve nada hasta llegar a la cima, pero la vista merece la pena: una panorámica excepcional a cualquier lado. Tanto disfrutamos, que nos quedamos allí un buen rato sin más compañía que un amable perrito que nos acompañó desde el collado.

Bosque a través

A priori seguiríamos una ruta ya establecida, para la que era necesario descender un rato por el mismo camino, hasta el cruce con una especie de camino que se diría que algún momento fue pista. Nos bifurcamos en el punto marcado, pero el camino cada vez se hacía más impracticable. Al principio, a pesar de la maleza, se iba siguiendo el trazado, pero llegamos a un punto muerto, cerca de unas ruinas. Una pista se cruzaba, siguiéndola hacia el lado de donde veníamos se intuía que daría de nuevo al camino de ida; hacia el otro lado, nos alejábamos mucho. Y el track, indicaba por medio del bosque, sin sendero o rastro alguno. Andamos unos metros de más por algo como una cresta, para retroceder y meternos por el bosque. El primer paso fue más complicado debido a la pendiente, arena… luego entre la hojarasca y más maleza, nos abrimos camino mejor.

En algún momento vimos alguna fita aislada, sin continuidad. Parecía que en algún momento hubo una ruta por allí, pero para nosotros ya estaba prácticamente borrada. El trayecto se iba compliando incluso más, con varios momentos más propios de una selva. Con todo y con bastante lentitud, conseguimos llegar a una pista, que seguir en dirección al pueblo.

Pero la aventura no terminó allí. Ya bastante cerca del inicio, vimos una fita al pie de un árbol, por donde también marcaba el GPS. Tampoco había sendero alguno, ni rastro. Una pendiente muy grande, resbaladiza, de puro bosque. No fue largo en recorrido, pero tardamos un poco en superarlo, con un pequeño precipicio final antes de dar a la pista que nos llevaría de vuelta a Osor.

Valoración de dificultad:

Moderado
Media de valoraciones

Resumen de elementos encontrados en la ruta:

  • Sendero
  • Pista
  • Trepadas
  • Bosque
  • Rastro de sendero
  • Maleza / Partes frondosas

Mis compañer@s de ascensión:

  • Marta Millán
Cimas que coroné