Las montañas no son estadios donde satisfago mi ambición deportiva, sino catedrales donde practico mi religión.