Edu Millán

Ascensión invernal al Comabona

18/12/2016 · 1 · 2 ·

Ruta circular con uso de material invernal, con fuerte pendiente y desnivel acumulado

Tras llegar al pueblo de Bagà, donde desayunamos, tomamos una carretera (que pasa por un puerto) en dirección el pueblo de Gisclareny, que también atravesamos para enlazar por la izquierda con una pista forestal (el asfalto termina en una especie de aparcamiento) en el coll de la Bena. Siguiendo por la pista durante algo menos de 3 km deberíamos haber dado con el coll de la Bauma pero dejamos el coche medio kilómetro antes, debido al hielo de la pista.

Caminando, entonces, llegamos a ese collado, punto de referencia para la partida, donde a mano derecha continuamos por pista, coincidiendo con el GR 107, que en realidad comenzamos a seguir con el coche tras dejar el collado anterior.

Poco después, la pista del GR gira a la izquierda en una U, pero una pista menos amplia y más descuidada sale de frente, con un poste que marca la ruta hacia la cima. A los pocos metros, vimos otro poste indicativo, comenzando un sendero de fuerte pendiente. Así, seguimos las señales blancas y verdes pertenecientes al sendero local y las fitas oportunas, que con grandes panorámicas nos fueron llevando a varios collados por el bosque. En un pelado collado, con vistas impresionantes al este, giramos a la izquierda, para retornar al bosque sin dejar de ascender. Poco a poco, el terreno iba dejando de ser boscoso para transformarse en matorrales y, más tarde, en roca. En algún punto las fitas no estaban del todo claras, debido a la nieve, y parecía haber alguna bifurcación en el pas de la Cabra, pero todavía podíamos caminar bien.

Sin embargo, en la ladera del Puig dels Terrers, camino de su collado y al poco de pasar la Pleta de la Guilla, nos vimos obligados a ponernos lo crampones, el terreno comenzaba a resbalar con cierta nieve y hielo presente. Sin tregua y con partes ya de nieve abundante, llegamos al coll dels Terrers, punto de cruce con otro sendero, el GR 150.1, donde comenzamos la ascensión por la cresta, siguiendo fitas y palos guía.

Comenzaba la parte más complicada. En la primera parte de la cresta decidimos quitarnos los crampones, y marchar por la roca libre de nieve, el lado sur de la cresta, debido a la posibilidad de derrumbe del lado norte. Pero tras avanzar decenas de metros, la ruta vuelve a estar helada, así que de nuevo necesitamos los crampones. Con ellos, con el piolet y con un bastón, marchamos a la cima. Parecía que estaba cerca, pero el desnivel y la perspectiva nos engañó y todavía quedaba un poquito más de esfuerzo. Con paso lento pero constante, asegurando, se iba viendo más y más inminente.

Y por fin, Comabona.

La bajada la quisimos realizar por la canal del sendero local, y seguimos las marcas hasta cierto punto, que parecían perderse. Entre tanta nieve, costaba interpretar y decidimos aventurarnos por lo que parecía la canal. Pero en realidad estaba al otro lado, así que nos abrimos paso por la ladera, descendiendo un desnivel enorme en apenas un kilómetro. Paso a paso, entre roca, nieve, hielo y matorral, descendimos hasta la parte de bosque, donde continuamos bajando campo através.

La noche estaba cerca, y había que localizar una pista o, al menos, una senda. Tirando de orientación y de puntos de referencia, seguimos descendiendo, haciendo zig zag para encontrar una salida, hasta que por fin, dimos con la pista inicial del GR 107. Siguiéndola, llegamos al punto de la U, y de allí, de vuelta al coche sobre nuestros pasos.

Valoración de dificultad:

Moderado
Media de valoraciones

Resumen de elementos encontrados en la ruta:

  • Nieve dura
  • Sendero
  • Pista
  • Canal
  • Crestas / Aristas
  • Bosque

Mis compañer@s de ascensión:

  • Marta Millán
Cimas que coroné