Castell de Milany

42.165556, 2.289722 1533 msnm. 2 rutas destacadas
9 8
Castell de Milany

El Milany

El Castell de Milany se ubica en la cima y sierra del mismo nombre, al borde del Prepirineo. Administrativamente, se sitúa en el límite de los términos municipales de Vidrà y Vallfogona de Ripollès.

En una cresta ancha, rodeada de masa forestal, se levanta un risco, donde se erige el castillo de Milany. Está declarado como bien cultural de interés nacional y sus inicios datan del siglo X. Especialmente, se conserva la torre del homenaje, que ejerce como un excelente mirador y al que se puede subir mediante unas escaleras.

En cualquier dirección, pero de un modo particular mirando al Pirineo, podremos gozar de unas vistas excelentes. El Canigó, el Puigmal o cimas más cercanas como el Puig Estela son perfectamente visibles. Por tanto y sin lugar a dudas, es un cim para disfrutar con calma y prismáticos.

En los alrededores de las ruinas, podremos localizar también el vértice geodésico.

Senderismo al Castell de Milany

Los últimos metros requieren ser ascendidos entre rocas y algún tramo cuenta con grapas como ayuda. No obstante, no tiene dificultad y la cresta es atacable desde cualquiera de sus caras. El coll de Milany, al este, es un cruce de caminos, uniendo las rutas que vienen desde el sur, norte y este.

En particular, tenemos:

Por la vertiente norte

El pueblo medieval de Vallfogona, que cuenta con un hermoso puente de piedra y un bonito casco antiguo, puede ser un lugar idóneo como punto de inicio de nuestra excursión. Desde este lado, tenemos varias opciones:

  • Una de ellas, es seguir el camino llamado Camí de la Piella, pista forestal que marcha en paralelo al Torrent de Cal Cuc tras cruzar la riera.
  • También tenemos la pista del Camí del Bac de la Portella, con un trazado muy parecido al anterior trayecto.
  • El sendero de gran recorrido GR 3, en su etapa 30, se entrelaza con estas pistas, siendo una alternativa por el bosque fácil de seguir.
  • Y otro camino, muy espectacular, es la ruta de las cascadas, remontando el cauce del Torrent del Tornall. Éste, va creando saltos de agua en su bajada al valle y tendremos buenos puntos de observación. Bien sea por un buen cauce o por el torrente congelado, es una vía muy recomendable a pesar de que pueda suponer caminar un poco más.

Otra propuesta que implica parte de este camino pero de mayor distancia, es seguir el sendero de pequeño recorrido PR-C 59. Esta ruta corona además la cima de Santa Magdalena de Cambrils, también presente en el mapa "100 cimero".

Desde el sur

Por la cara sur, desde Milany o el coll de Barretó. Desde el pueblo de Vidrà, muy interesante de visitar también, el GR comunica de igual modo con la cresta, mediante el Collet de l'Amorriador.